martes, 12 de junio de 2012


¿Qué debe enseñar la escuela básica?

Guiomar Namo de Mello
Muchos sectores llamados progresistas tuercen la nariz cuando se coloca como
objetivo de la escuela la transmisión del conocimiento. Defienden que la escuela
debería formar la “conciencia de clase” de los trabajadores, o la “conciencia crítica
de los dominados”, como además se intentó hacer en São Paulo en la Compañía
Municipal de Transportes Colectivos (CMTC) hace poco tiempo y como también se
define en un documento de la Secretaría Municipal de Educación de São Paulo.
En ese documento, el poder público municipal establece los criterios para
subsidiar a entidades que quieran hacer alfabetización de adultos. Uno de los
criterios afirma que la entidad sólo recibirá recursos si adopta una “concepción
político-pedagógica liberadora”. O sea, sólo se autoriza a la entidad que “reza por
la misma cartilla” de la administración, que además es vaga y difícil de definir. ¿O
qué concretamente sería una “concepción político-pedagógica liberadora”?
Lo que se ignora es que una de las llaves de la libertad es el  conocimiento,
traducido en por lo menos los siguientes puntos:
Adquisición de nociones correctas sobre el origen, la producción y el
cambio del mundo físico y de la vida social.
Dominio del lenguaje en su forma culta, como herramienta para organizar
y expresar el pensamiento propio, las emociones propias y comprender
las expresiones de los otros.
Dominio de otras formas de comunicación y expresión humanas como la
música, la literatura, las imágenes.
Nociones correctas de tamaño, cantidades y números que sirvan de base
al desarrollo del razonamiento abstracto, lógico, formal y matemático.
                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada